le Buc

le Buc

Autor: Enrique Arnaiz Rubio. Ganador del I Concurso de ciencia ficción: Novum

ochenta horas ya. Me deberían estar buscando… Ojalá me encuentren. Salí de la contienda cuando un misil inhabilitó los motores de mi caza y desde entonces el universo me mastica sin escupirme ni tragarme. Quién sabe a qué leyes físicas estaré sometido. Incluso es posible que hayan pasado años en lo que para mí son días.

La ausencia de estrellas cercanas está sumiéndome en la silente y helada oscuridad. Apenas puedo ver; cada vez que espiro aire el vaho empaña la pantalla de mi casco y la única luz presente es la que emiten los botones parpadeantes del panel de control. Cada lucecita se replica en el visor y a su vez en el cristal reforzado de la cabina. A pesar de ser reflejos con un mismo origen, juraría que no están sincronizadas y que se comunican entre sí.

Soy consciente de que estoy cayendo en un abismo de vesania. Conozco víctimas del síndrome de locura espacial pero nunca pensé que lo sufriría. Empiezo a hablar solo, e incluso con las siniestras luces de colores de la nave. Tengo la sensación constante de estar repitiendo mis pensamientos… Debo alejar mi mente de la demencia y salir del ciclo sin fin en el que me he metido.

Mi tiempo se acaba. No sé si moriré de hambre, sed, asfixia o frío… o si ya estoy muerto. Estoy vagando por el espacio desde que perdí toda comunicación al atravesar aquella anomalía hace

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.