Los mejores libros mexicanos

Prolífica e hipnótica,  la literatura mexicana siempre estuvo marcada por el mestizaje o la influencia de una Revolución mexicana que convirtió el género periodístico en antecesor de historias y autores nacionalista. Una vertiente que explota en estos mejores libros mexicanos que debes leer al menos una vez en la vida.

Pedro Páramo, de Juan Rulfo

Si existe un libro mexicano, ese es Pedro Páramo, una de las historias más universales de la literatura latinoamericana. Precedida por la no menos recomendable colección de relatos El llano en llamas mediante la cual Juan Rulfo ya nos introdujo en el ficticio pueblo de Comala, Pedro Páramo evoca el misticismo de un México desértico, de voces misteriosas y calles desoladas en cuyo centro nos encontramos con dos historias: la de Juan Preciado, un joven que llega buscando a su padre Pedro Páramo, y la de éste último, un cacique corrompido por el poder. Publicada en 1955 y considerada por muchos como una de las primeras novelas del famoso realismo mágico latinoamericano, Pedro Páramo es uno de esos libros imprescindibles que todo el mundo debería leer.

Como agua para chocolate, de Laura Esquivel

Cuando todo el mundo pensaba que el mencionado realismo mágico había llegado a su fin, los 80 terminaron con la publicación de una de las grandes obras de las letras mexicanas. Ambientada en el estado de Coahuila en plena Revolución mexicana, la historia cuenta el romance entre Tita, condenada a cuidar de sus padres al morir como toda hija benjamina, y Pedro, a quien sí se le concede la mano de la hermana de Tita, Rosaura. Todo ello, con los fogones, sabores y platillos mexicanos amenizando las mieles del romance. Como agua para chocolate es en sí misma una receta que juega con los ingredientes necesarios para resultar irresistible: una historia de amor cocinada a fuego lento, la perfecta combinación de cotidianidad y magia y una guinda en forma de desenlace inolvidable.

El laberinto de la soledad, de Octavio Paz

La literatura nacionalista como consecuencia de la Revolución mexicana engloba diferentes obras en las que los autores han intentado indagar en la cultura, esencia y comportamiento de los mexicanos. Un buen ejemplo es El laberinto de la soledad, obra cumbre de Octavio Paz publicada en 1950 y formada por nueve ensayos a través de los cuales el escritor ahonda en los episodios históricos que desencadenaron, según él, un cierto carácter pesimista en la sociedad mexicana. Posteriores ediciones de la obra han incluido la conocida Postdata, una conferencia de Paz en la Universidad de Texas en 1969 basada en la teoría del libro, o Regreso al laberinto de la soledad, una entrevista en la que se consolida el pensamiento en torno a un mexicano que siempre “obedece a la voz de la raza”.

Las batallas en el desierto, de José Emilio Pacheco

Publicada por primera vez en el suplemento Sábado en 1980, Las batallas en el desierto terminó siendo lanzada como novela corta un año después. Ambientada en 1967, la obra de Pacheco narra los veinte años anteriores a través de la voz de Carlos, un joven de la colonia Roma de la Ciudad de México que se convierte en perfecto reflejo de la sociedad mexicana de la época, una que a pesar de avanzar y abrazar la modernización continuaba arrastrando fracturas que terminarían explotando en un futuro no muy lejano. Uno de los mejores libros mexicanos a la hora de comprender la historia reciente del país norteamericano.

Confabulario, de Juan José Arreola

Gran amigo de Juan Rulfo y editor incesante de diferentes publicaciones literarias de gran éxito en el México de los años 50 y 60, Arreola fue uno de los autores más prolíficos de su generación, en constante contacto con las diferentes vanguardias y con un país del que se convirtió en una de sus grandes voces. Confabulario, publicado en 1952, es un conjunto de relatos a través de los cuales el autor ahonda en sentimientos universales como el amor, la frustración o la soledad del hombre moderno, al mismo tiempo que supone todo un ejercicio de depuración al incluir diversos textos del escritor que fueron condensadas en un número menor de páginas.

La muerte de Artemio Cruz, de Carlos Fuentes

A pesar de no conseguir un Premio Nobel de Literatura que él confirmó como entregado cuando fue recibido por Gabriel García Márquez en 1982, Fuentes es uno de los grandes autores de las letras hispanoamericanas, ganador de otros premios como el Príncipe de Asturias o el Rómulo Gallegos. Un escritor cuya bibliografía engloba obras tan poderosas como La muerte de Artemio Cruz, novela que rememora las consecuencias de la Revolución mexicana en el colectivo popular y, en concreto, de un Artemio Cruz quien desde su lecho de muerte nos cuenta su propia historia dividida por fases que a su vez casan con la transición del México tradicional a a ese otro más moderno como fue el de 1962. Fue en ese mismo año cuando La muerte de Artemio Cruz fue publicada hasta convertirse en uno de esos libros obligados a la hora de comprender la psicología mexicana de ayer, hoy y mañana.

Diablo guardián, de Xavier Velasco

Una de las novelas referentes más contemporáneas de la literatura mexicana fue esta Diablo guardián ganadora del Premio Alfaguara en el año 2003. La historia, centrada en otro de los episodios clave de las letras mexicanas del siglo XXI como es la inmigración, cuenta la travesía de Violetta, una joven de quince años amante del lujo que tras robar más de cien mil dólares a sus padres se dispone a cruzar la frontera hasta llegar a Nueva York, ciudad donde sus excesos y amores definen una nueva etapa para la protagonista.

La casa en Mango Street, de Sandra Cisneros

A pesar de un padre que siempre rechazó su sueño de escribir, Sandra Cisneros consiguió plasmar parte de los anhelos y pesares de una generación de mexicanos inmigrantes en Estados Unidos como perfecta base para su obra más famosa. Acompañada de diversas ilustraciones, La casa en Mango Street fue publicada en 1984 convirtiéndose en todo un éxito de ventas y perfecta radiografía de una comunidad latina de los arrabales de Chicago cuya protagonista, la joven Esperanza Cordero, se convierte en la promesa del sueño americano para una población latina que durante los últimos treinta años ha engendrado todo un universo de historias sobre la diáspora.

¿Cuáles son, en tu opinión, los mejores libros mexicanos de la historia?

La entrada Los mejores libros mexicanos se publicó primero en Actualidad Literatura.


Source: Actualidad literaria

Tagged with 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.