Soneto a la Luna

Autor: Luis Espinoza

Soneto a la Luna

 

Tengo entendido que la Luna gira,

Gira alrededor de nosotros, de vos,

De mí; a todos nos tiene en la mira,

Y nadie hay para cantarle a media voz.

 

¡Ay! la Luna es caprichosa aunque servil

Fatiga las pupilas, las cobija,

Menea a las pléyades y a sus hijas,

Te embriaga y olvidas retomar el redil.

 

Las narices ronronean sin ruido

Porque todo se pierde en el silencio

Y se pasea y no olvida su nido.

 

Es dadivosa, regala la noche.

Es ecuánime, prescinde el bullicio.

 

Es amorío, sonsaca al derroche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.