Yo quiero un par de amigos como Myron Bolitar y Win Lockwood, de Harlan Coben

Se acabó. 11 novelas devoradas en menos de 2 meses más una relectura rápida de la última, que fue la primera. Y la pregunta de siempre cuando terminas algo que te ha enganchado tanto: ¿y ahora qué hago? Respuesta: pues escribir un artículo especial de una de las series negras más entretenidas que me he leído, la de Myron Bolitar y su carismático amigo Win Lockwood.

El padre de las criaturas, el escritor norteamericano Harlan Coben, se lo debió de pasar estupendamente poniéndose en la piel de este par de amigos tan distintos, las dos caras de la misma moneda que es la naturaleza humana. Para amantes de la lectura ligera cargada de diálogos rápidos y descripciones precisas, y de la novela negra sin más pretensiones que las de entretener con dosis de humor, acción y personajes tan originales como creados con la seriedad justa. Ahí va mi análisis.

Harlan Coben

Nació en Nueva Jersey el 4 de enero de 1962. Esta ciudad y Nueva York son escenarios constantes en la serie de Myron Bolitar. Se licenció en ciencias políticas y publicó su primer libro en 1990. Cinco años después empezó con esta serie. Un acierto: la elección de los particulares nombres de los personajes que ya les imprime personalidad.

Ha escrito más novelas con protagonistas distintos, pero con el mismo componente de intriga y ambientación. Es el primer autor que ha ganado los Premios Edgar, Shamus y Anthony de novela negra y sus libros se han publicado en más de treinta países. Su última creación es para televisión en la serie Safe.

Serie de Myron Bolitar

Diré que aunque con las series suele ser preferible seguir el orden, en este caso se puede comenzar por donde se quiera. Las historias autoconclusivas y las recurrentes referencias al origen y personalidad de los personajes en todos los títulos facilitan no perderse nada. Sin ir más lejos yo empecé por el último con las prisas de coger el primer libro a mano para irme de vacaciones.

El sabor de boca fue tan bueno que ya seguí desde el principio. Entre otras cosas porque, sin casi tener idea de la serie ni sus protagonistas, que empieces leyendo en la primera persona de Win ya no solo te atrae, sino que notas enseguida que aquello te va a gustar.

Así, tocando todos los ámbitos deportivos, tan pronto tenemos una historia ambientada en el mundo del tenis como en el baloncesto, el golf o el béisbol. En algunos títulos se repite el baloncesto, ya que Myron Bolitar fue exjugador profesional. Su reconversión en abogado y agente deportivo lo llevarán a ocuparse de todo tipo de problemas que le surgen a sus clientes o amigos.

Personajes

Myron Bolitar

Es el amigo que todos queremos tener, el mejor hijo o yerno que una madre podría soñar, y sin duda, el novio ideal. Cariñoso, ingenuo e irónico, también respetuoso, legal, preocupado por sus clientes, familia y amistades. Romántico y nostálgico, sus relaciones personales siempre necesitan el componente del afecto o del amor. Lo conocemos con poco más de 30 años y viviendo aún con sus padres, Ellen y Allan, en Livinstong, Nueva Jersey, lugar en el que siempre quiere estar o volver.

Con complejo de superhéroe (Batman – el televisivo de Adam West, por favor- es referencia en casi todas las novelas), se mete en líos queriendo y sin querer, siempre buscando la verdad y la justicia. Fue exjugador profesional de baloncesto al que una grave lesión retiró de la cancha. Y es un amante de los musicales de Broadway.

Estudió Derecho en la universidad de Duke, donde conoció a Win Lockwood, su compañero de habitación y que se convertirá en amigo inseparable. Se hace representante deportivo primero y luego de actores y otras celebridades, pero esa vena de superhéroe e investigador aficionado lo mete en todo tipo de problemas.

Win Lockwood

Nombre real: Windsor Horne Lockwood III. De familia multimillonaria, altivo, guapo a rabiar y creído, pero de aspecto delicado y engañosamente frágil. Borde, odioso, con fama de misántropo, misógino y psicópata, esconde una personalidad tan oscura y fría como racional y absolutamente leal y generosa para con los pocos amigos a los que considera así.

No duda ni un segundo en sacarlos de un apuro de las maneras más expeditivas que sean necesarias. Sin despeinarse y sin un escrúpulo, sin importar gastos y sin dejar rastro. Brillante y exitoso asesor financiero de día y justiciero al margen de la ley por la noche, tiene habilidades excepcionales como luchador y todos los medios disponibles a su alcance (dinero, transportes privados, contactos, armas…).

Solo mencionar su nombre hace estremecerse a buenos, malos y regulares. O sea, que también es el amigo que todos queremos tener. Y el robaplanos de la función.

Myron se sentó.
—Eres un tipo aterrador.
—Bueno, no me gusta presumir —dijo Win.
Alta tensión.

Es uno de los pocos personajes literarios que he podido “ver” fácilmente tras conocer su descripción. Fue una visión inmediata de ese elegantísimo actor inglés, y también de rostro inquietante, que es Anthony Andrews, en su versión más joven y conocida como aquel lord Sebastian Flyte de Retorno a Brideshead, la reputada serie de los 80 de título homónimo con la obra original de Evelyn Waugh.

Pero para las generaciones televisivas más jóvenes también he encontrado un físico de traza parecida y más amable, pero con ese toque relamido y sobresaliente de Win: el del actor australiano Simon Baker, el Patrick Jane de El mentalista. Así que mi Win particular sería un cruce entre ellos.

Esperanza Díaz

La mejor amiga de Myron. Es primero su secretaria y casi chica para todo y luego se convierte en su socia.  Antigua y muy famosa luchadora de la WWE, o el pressing catch en su versión femenina, era conocida como Pequeña Pocahontas. De origen latino, es bellísima, leal, lista, valiente y capaz de sacrificarse por sus amigos para evitarles problemas, como ocurre en El último detalle. Termina poniendo en marcha de nuevo la gira de viejas glorias del circuito de luchadoras.

Big Cindy

O una mole enorme de mujer tan inmensa como absolutamente adorable, ingenua y sin complejos. Formó pareja con Esperanza y tuvieron un éxito tremendo. Será también la secretaria en la agencia de Myron y una gran ayuda también en muchas ocasiones. Es el personaje, junto con Win, en el que más ironía pone Coben al describirlo o manejarlo.

Ellen y Alan Bolitar

Los padres de Myron son una pareja tan peculiar como profundamente unida a su hijo. Se llevan la mayor parte de la carga emocional de Myron, que los adora y que reconoce no sentir vergüenza por haber vivido con ellos hasta bien entrada la treintena. Con el tiempo llegará a comprarles su propia casa para seguir estando en ella cuando vuelve a Livinsgton.

Coben también es recurrente a la hora de presentarlos o hablar de ellos en todas las novelas, contando las mismas anécdotas (El-Al, como las líneas aéreas israelíes, en referencia a sus orígenes judíos que son también del autor).

Ellen Bolitar fue una reputada abogada, abanderada en las primeras luchas sobre los derechos de las mujeres. Alan fue el gerente de una fábrica textil y siempre siempre Myron hace referencia al olor de sus mejillas cuando lo besa para saludarlo, o a la costumbre de permanecer despierto por la noche hasta saber que su hijo llegaba a casa. Son fundamentales en la vida de Myron y cuando el tiempo y los achaques les vayan pasando factura él se sentirá muy afectado.

Otros personajes

Jessica Culver

El amor más duradero, pero con muchos altibajos, de Myron. Escritora de éxito, sus idas y venidas en la vida de Myron lo desequilibran bastante. Tras una primera ruptura en la que ella lo dejó, vuelve en el primer título y retoman la relación. Seguirán con ella hasta que acaban definitivamente.

Emily Downing

El primer amor de Myron en la universidad. Es la protagonista de El miedo más profundo, donde pide ayuda a Myron para encontrar al donante desaparecido de médula ósea para su hijo enfermo.

Zorra

Uno de los personajes más particulares. Antiguo agente del Mossad, siempre aparece travestido con una espesa barba, hablando en tercera persona y dispuesto a todo. Lo conocemos como enemigo de Myron, al que está a punto de matar en una ocasión, y luego como aliado.

Terese Collins

El gran y definitivo amor de Myron. Una conocida periodista, presentadora de televisión, a la que Myron conoce por casualidad después de su ruptura con Jessica y tras un caso que lo deja muy marcado. Su huida a una isla con ella, que también tiene una gran herida personal, será el inicio de un amor que se interrumpe durante varios años pero luego reaparecerá en Desaparecida. Este título es el único donde Coben se mete la primera persona de Myron. También es el más internacional, ambientado en París y Londres, entre otros sitios.

Mickey Bolitar

El sobrino de Myron. Hijo de su hermano Brad y Kitty Bolitar, una problemática mujer que da más de un quebradero de cabeza a Myron. Son los protagonistas de Alta tensión, donde además de ayudar a una antigua tenista a localizar a su marido desaparecido, Myron volverá a saber de su hermano, que se marchó hace mucho sin dejar rastro.

Mickey terminará viviendo con sus abuelos después de superar los problemas con su tío. Es también un gran jugador de baloncesto y ayudará a Myron en el caso del último título, Un largo silencio. Es además protagonista de una serie juvenil de tres títulos. Aquí solo ha llegado el primero, Refugio.

Un pero

Tal vez un fallo de raccord literario que se da en el último título, donde un personaje cuyo destino parece claro en la anterior historia, vuelve a aparecer. Puede ser que al estar en medio la serie de Mickey Bolitar, este personaje se haya vuelto a desarrollar. Pero resulta un poco desconcertante para los lectores de Myron.

Lo mejor

Por destacar algo entre el humor, la agilidad narrativa y la acción generales, diré la primera persona de Myron en Desaparecida. Pero he de apuntar que tengo debilidad por ese recurso y, por tanto, siempre me gusta que los personajes “me hablen” directamente. Cuando en Un largo silencio es Win el que habla en sus intervenciones, Coben remata una faena de 10.

Títulos

  1. Motivo de ruptura
  2. Golpe de efecto
  3. Tiempo muerto
  4. Muerte en el hoyo 18
  5. Un paso en falso
  6. El último detalle
  7. El miedo más profundo
  8. La promesa
  9. Desaparecida
  10. Alta tensión. Fue Premio RBA de novela negra.
  11. Un largo silencio

Por qué leerla

¿Os parece poco? Vale, venga, pues tres palabras: diversión, Myron y Win.

La entrada Yo quiero un par de amigos como Myron Bolitar y Win Lockwood, de Harlan Coben se publicó primero en Actualidad Literatura.


Source: Actualidad literaria

Tagged with 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.